Haciendo

Trabajo y justicia social

19 De abril de 2017

Derechos. En la sociedad del conocimiento, es necesario reducir la semana laboral.

No se trata de futurología ni de ciencia ficción. El desarrollo tecnológico nos exime de trabajos repetitivos y monótonos y multiplica la producción de bienes y servicios. Es hoy. Es ahora. Se produce más con menos trabajo manual. Es bueno: libera al trabajador de trabajos penosos e insalubres. Aumenta la productividad. Es un logro de la humanidad. Es producto del avance científico y social.

El dilema, como siempre, es la apropiación de esa renta. ¿Se la quedan los dueños de la tecnología o se comparte con los trabajadores? ¿Queremos sociedades integradas o dejamos que un grupo de corporaciones empresarias se apropien de los beneficios del cambio?

La sociedad del conocimiento trae profundos cambios. La lucha por la justicia social no cambia porque es inherente al ser humano.

Los convenios colectivos de trabajo que hoy tenemos vigentes son del siglo XX, debemos reformarlos con las condiciones de trabajo del siglo XXI. Pero cuidado, no queremos discutir convenios colectivos para volver al siglo XIX, queremos convenios colectivos del siglo XXI, y en este siglo tenemos que reducir la semana laboral para trabajar menos, repartir el trabajo y socializar las ventajas del cambio tecnológico.

El trabajo es un bien escaso y debemos repartirlo con equidad.

En Europa, se producen automóviles en semanas laborales de 36 horas; en la Argentina, de 48. Si se globaliza el capital financiero y el capital productivo, debemos globalizar también las condiciones de trabajo. Para eso, tenemos que discutir, en el ámbito del Mercosur y en los espacios de integración regional latinoamericana, no sólo los aranceles que benefician a las corporaciones sino también las condiciones de los trabajadores.

El auto eléctrico fabricado por robots, la inteligencia artificial, las sembradoras y cosechadoras inteligentes que recorren nuestros campo así como las impresoras 3D ya son una realidad cotidiana no sólo en los países desarrollados sino en nuestras economías duales.

Es necesario poner en debate la economía dual latinoamericana. La del crimen organizado y la economía no registrada. Los trabajadores de la economía del crimen (que no es pobre) son el eslabón explotado en condiciones cuasi de esclavitud y a la vez perseguidos porque son la cara visible de una cadena perversa de intereses.

La cifra de trabajadores no registrados no deja de aumentar desde finales de la década de los años setenta. Pasamos por crisis, depresiones y auges económicos y la situación no se modifica. ¿No será tiempo de pensar que la baja productividad impide el cumplimiento fiscal?

Es tiempo de analizar la carga impositiva sobre el empleo sin descuidar el financiamiento de la Seguridad Social.

Una de las primeras leyes presentadas por Alfredo Palacios en 1906 ya proponía limitar la jornada a ocho horas diarias y a 48 horas semanales, criterio que nos rige desde la Ley 11.544 sancionada en 1929 para adaptar el trabajo y promover la igualdad en la sociedad industrial.

Hoy es tiempo de dar el debate en la sociedad del conocimiento y de la tecnología.

La reducción de la semana de trabajo tiene un profundo contenido social y económico y afecta a intereses contrapuestos. Brasil redujo la semana laboral a 44 horas. Uruguay también lo ha hecho para el comercio. Esto permite una distribución del trabajo en el conjunto social, y a una mejor y mayor cantidad de tiempo libre y de cuidado familiar. Por esto expresamos la necesidad de reducir la semana laboral, poner al servicio de los trabajadores un sistema de formación vinculado a la producción y revisar la carga impositiva. Estos tres aspectos constituyen la base de discusión para lograr un desarrollo sostenible en términos económicos y sociales.

Sabemos que se generarán profundos debates y voces de alarma sobre “la ruina de la economía”, por pretender cerrar la brecha de desigualdad. Estamos seguros que con mayores derechos para los trabajadores nos beneficiamos todos.

Cambia la tecnología pero no cambia la necesidad de justicia social.

Alicia Ciciliani

Diputada nacional

 

Proyecto de Ley sobre Reducción de la semana laboral de la Dip. Nac. Alicia Ciciliani, en el siguiente link

http://www.hcdn.gov.ar/proyectos/proyecto.jsp?exp=8369-D-2016

Fuente: Diario La Capital de Rosario

http://www.lacapital.com.ar/opinion/trabajo-y-justicia-social-n1379528.html

 

Comments

comments

Suscribete a nuestro Newsletter